martes, 28 de octubre de 2014

¿La Colombia de todos, la república libre?

"El hombre ha nacido libre, y en todas partes se halla entre cadenas." con esta frase inicia el primer capitulo de la  obra el contrato social del gran autor y tratadista político jean jacques rousseau, el sentido especifico de esta frase era ubicar a la persona como ser individual frente a aquellas normas y preceptos de imperativo cumplimiento que no necesariamente tienen que ser escritas, ya que la abstracción de lo social cohíbe y exige cierta obediencia  en el que cada ser humano debe desarrollar su vida desde que nace hasta la extinción de su vida.

De esta frase me he tomado el atrevimiento de utilizarla para crear un contexto social en el cual los colombianos desarrollamos nuestras vidas, esto a consecuencia de que es claro que normativamente siempre estaremos envueltos entre cadenas, esta situación es ineludible e improrrogable, por lo tanto resulta obvia, pero si analizamos esto desde lo social de como vivimos la gran mayoría de colombianos encontraremos mas cadenas, e incluso limitaciones graves y delicadas , que metafóricamente pueden ser jaulas, sogas,cuerdas que acompañan estas cadenas.

Libertad debe ser entendida como la autonomía de la voluntad en sentido interno, en sentido externo como todo aquello que por el hecho de existir podemos hacer, la primera hace referencia a nuestra libertad de pensamiento, de expresión, la segunda acerca de lo que tenemos derecho o mejor aun los derechos humanos inalienables y inenajenables que tenemos por el simple hecho de existir, de estos dos tipos de libertad ambos se encuentran protegidos por nuestra constitución y existen entidades estatales en la vigilancia y protección de estos Derechos, contamos con  recursos judiciales para hacer efectiva esa protección, esto a simple vista otorga tranquilidad y fervor, pero la cuestión que aquí emerge es ¿ implícitamente los colombianos estamos constantemente ultimados y limitados en todos nuestros Derechos, así exista protección judicial para estos?

Por lo tanto tomare un simple ejemplo que espero nos haga reflexionar, empezamos con el Derecho de locomoción, de poder transitar por todo el territorio nacional, sin prejuicio de nada, ese derecho considero que debería ser un deporte extremo, el deporte de caminar, recorrer o pasearse por las calles de cualquier ciudad se ha convertido en un acto de altísima destreza, de superior estrategia, de travesía prohibida, por supuesto debe de haber muchas personas que consideren lo contrario y es respetada su postura, lo que me pregunto es ¿ como lo pueden sostener y argumentar que lo que plasmo aquí no es así? salir a caminar, y tener la mente ocupada, mirando hacia atrás tres o mas veces por tramo, elegir entre muchas calles por cual caminar, evitar vestirse bien, o llevar alguna prenda valiosa, dejar cualquier elemento tecnológico en casa, y caminar apurado, atravesando las aceras constantemente, e incluso correr para ir de un sitio a otro, ¡ ese si es un verdadero Derecho de locomoción. que aventura!, de ese modo¿ quisiera saber si con esto existe libertad alguna? No. en lo absoluto. puede existir personas que dirán el famoso populismo " ¡ah! lo robaron por dar papaya" cohibirnos de nuestra tranquilidad, de nuestra armonía, de no portar con nosotros nuestras pertenencias, y evitar dar "papaya" eso nos da la verdadera ¡libertad! debería existir en nuestra constitucion un capitulo de " Derechos humanos extremos" de seguro tengo suficientes para completar ese capitulo. Que bueno sera el día que el colombiano promedio pueda dar un paseo, caminando, en bicicleta, en motocicleta o en carro tranquilamente, que podamos portar nuestras joyas sin importar el kilataje o el gramaje de ellas, o con nuestros smartphones, con nuestros zapatos de calidad, o con algunos jeans, o busos finos o " de marca" por que lastimosamente abundancia de desadaptados, delincuentes criminales, existen en cantidades alarmantes en cada rincón de nuestro país. y para que perder el tiempo hablando de la eficacia de nuestra policía, o de nuestras fuerzas armadas en su función no resolutoria, sino preventiva del delito.

Esta es nuestra realidad y las personas dicen " ¡ah! pero esas cosas se saben, para que trillan mas ese cuentico, la gente sabe como son las cosas aqui en colombia" precisamente actitudes como esas son las que nos tienen en este caos la indiferencia, la petulancia, y la arrogancia, si no nos configuráramos con esa mentalidad de seguro esta situación no existiría, y esa función no la hace las fuerzas armadas o la policía esa función la tenemos que hacer los ciudadanos de bien, preocuparnos, y abandonar la indiferencia. esa indiferencia que asesina mas personas que la misma delincuencia.


Y mientras esa mentalidad no cambie tendremos cada día mas cadenas atándonos, pero no las de rousseau, las cadenas buenas las que nos protegen y nos otorgan derecho, sino las cadenas de 47 millones de colombianos que esas si nos entierran al abismo cada día mas.

¡SALUD!



lunes, 27 de octubre de 2014

LA CAMPAÑA POLITICA EN COLOMBIA

Se aproxima en Colombia la temporada electoral, un proceso político bastante pintoresco, animoso y “ guapachoso” en nuestro país, lo que resalta de esto es ¿ por qué un evento político de tanta importancia es determinada con estos calificativos tan folclóricos?
Los colombianos debemos prepararnos para otra época electoral mas, además preparar nuestra vista, para observar como las calles se inundan y se sofocan de aquella publicidad tan distintiva, las empresas publicitarias se saturan de trabajo por esa época ¿Cuáles son las estrategias de campaña política de los candidatos?
Responderemos a estos dos interrogantes con un objetivo y es el de reflexionar acerca de la participación que tenemos en los asuntos políticos de nuestro país.
Recordemos pues que los candidatos por los que votamos son quienes nos representan, de manera que adquieren una importancia notable, ellos deben realizar una gestión transparente, oportuna y que traiga para los colombianos un progreso, una mejora, mas igualdad, menos pobreza, más oportunidades; los congresistas, el presidente y su vicepresidente son elecciones de mucha importancia, todos estamos involucrados lástima que esa no sea la mentalidad que los colombianos tengamos empoderada, nuestra concepción de esos asuntos son de total desinterés para los colombianos todo vale lo mismo, así pues que no solo es culpa de los políticos también de nosotros como colombianos.
Y en este punto de desinterés, los candidatos aprovechan esto, y sumado a la ignorancia política en la que vivimos los colombianos. Se da inicio a las campañas políticas una carrera constante, afanada y de lo más sinvergüenza que puede ocurrir. Sin más preámbulo analicemos bien de fondo en que se basan estas campañas para darles respuesta a nuestros interrogantes.
Lo primero que hacen los candidatos antes del inicio a la temporada electoral es darse una buena “semanita” de descanso en la cual se relajan y así están anímicamente listos, finalizando esa semana de descanso suponemos que van a un merecido día de spa, y esto no con el fin de relajo, en ese momento de spa inicia la campaña política ¿pero por que suponemos que van a un spa? Sencillo. El rostro humano es lo más expresivo con lo que cuenta nuestro cuerpo mediante lo cual en el desinterés que viven los colombianos solo se dejan llevar por un rostro confiable. Con un rostro humectado y expresivo los candidatos van y hacen sus estudios fotográficos y es cuando empezamos a ver esas vallas gigantes coloridas y llamativas con la fotografía de un candidato que angelical sensación nos transmite al ver esos rostros tan inspiradores, tan sencillos, sin mencionar la sonrisa. Da calma y tranquilidad ver esos rostros pareciera que fueran los futuros premio nobel de paz, y su mirada refleja lucha, esfuerzo, sacrificio y vocación determinante para realizar la labor. Son a prueba de fuego. Por lo general estas vallas además de la foto acompañan un lema, un lema apasionante y efusivo. Un lema político propio del discurso progresista, de lucha de honestidad y transparencia y este lema es lo más picaresco y risible. El colombiano promedio vive en la desinformación debido a que sus dirigentes ni sus congresistas ni ningún político
se ha preocupado por dar enseñanza a los ciudadanos de temas políticos, históricos, jurídicos y culturales, temas que se configuran como un pilar fundamental para la elección y posterior el desarrollo del ambiente político. Y ahí si es cuando los candidatos o futuros representantes nos enseñan algo, de hecho, Lo único. A VOTAR POR ELLOS. Especifican partido político y numeral en el cual se encuentran para eso es lo único que invierten en publicidad. Cual es la manera correcta de votar por ellos, En educación o enseñanza de algo es lo único que recibiremos de estos nuestros honorables candidatos.
Eso iniciando campaña posterior a eso viene lo mejor, volantes, calendarios, tarjetas de candidatura, tarjetas agradables con un saludo cordial, cartas, periódicos, planes de gestión, fotos de ellos con sus lemas. Más y cada vez más. Qué triste es! ¿Donde está lo ambientalista y ecológico que se supone nuestros dirigentes deben propender? Con toneladas de papel impreso y químicos y tintes utilizados para esta publicidad. ¿Cuál será el impacto ambiental pos-elecciones?
Eso en materia publicitaria, ahora. Debemos hablar de las tamaladas, las fritangas, el platico de comida, el bono para comprar ropa, los “regalitos”, las rifas juegos y espectáculos, y “rumbas” increíbles que haces estos candidatos para lograr reunir el mayor número de electores personas en la pobreza extrema que lo único que hacen es creer en quien les da un plato de comida a cambio de un voto. ¿Qué otra posibilidad tienen estas personas? Ninguna. Todo esto lo vemos en las reuniones de barrio que hacen los “colaboradores” de estos políticos, personas que no tienen ni dignidad. Se vuelven unos esclavos a servicio de otro recolectando firmas y alquilando hasta buses para llevar a las personas a votar, solo detrás de cualquier “puestico” que el candidato le ofrezca sin contar que siempre estos colaboradores salen” sin el pan y sin el queso” en eso se convirtió la política en nuestro país, EN UN FAVOR. UN FAVOR POLITICO SIGNIFICA EL SOBORNO CULTURALMENTE ACEPTADO POR UNA PERSONA A CAMBIO DE ALGO.QUE POR LO GENERAL ES UN PUESTO POLITICO.
Y seguimos en lo mismo, después de electos los vemos investigados y procesados por la justicia colombiana, o envueltos en un escándalo o en un delito político, haciendo trampa no solo a ellos sino a todos los colombianos. Por eso es que hay para política, farc-politica, corrupción extrema. Y todo esto que ya sabemos y que vemos todos los días.

Una vez electos, estos ex candidatos les ocurre algo su rostro les cambia ya no son tan inspiradores y efusivos, su lema cae en el infinito vacio del desinterés patriota y llegan a su cargo a lograr todo lo que más pueden en beneficio particular no colectivo como es lo ideal

COLOMBIANOS REFLEXIONEMOS TODOS, INFORMEMONOS, ESTUDIEMOS Y TENGAMOS CRITERIO PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES. QUE NUESTRO CREITERIO NO SEA UN TAMAL CON GASEOSA O UN INCENTIVO TAN BAJO COMO EL QUE NOS OFRECEN LOS CANDIDATOS
¡SALUD!
LUIS CARLOS QUINTERO MARULANDA